Festejo por los 25 años de la Biblioteca “Alfredo Adam Adam”

23 de mayo 2011

  1. Doctor Juan Alberto Adam Siade

  2. Es muy satisfactorio, para mí, poder transmitir, en este festejo, un mensaje a los miembros de nuestra comunidad: académica, estudiantil y administrativa, y porque además contamos con la presencia de invitados especiales.

    Sean todos ustedes bienvenidos.

    Estamos reunidos en este espacio del saber, porque celebramos los primeros 25 años de nuestra Biblioteca, que es producto de una de las más destacadas aportaciones de nuestro exdirector y Profesor Emérito de la Universidad, doctor Alfredo Adam Adam.

    Este inmueble fue construido en 6,000 metros cuadrados, divididos en tres niveles. Arquitectónicamente, fue diseñado con un estilo moderno que, como ven, no pasa de moda porque combina lo estético con lo funcional.

    Para su construcción, participaron tres fuentes de financiamiento integradas por: la Rectoría de la UNAM; los ingresos extraordinarios de la propia Facultad, y por la generosa aportación de sus egresados -integrados en un Comité- muchos de ellos aquí presentes, y a quienes reconocemos por su magnífica labor, pues en aquel entonces respondieron de manera solidaria a la campaña denominada: “Proconstrucción de la nueva biblioteca” y cuyo lema fue: “Da a la Facultad, por lo mucho que la Universidad te ha dado”.

    Si nos remontamos 25 años atrás, en nuestra propia historia: recuerdo que, como estudiante, estuve aquí presente el 15 de mayo de 1986, cuando la Biblioteca fue inaugurada; recuerdo el gusto y el orgullo que, los alumnos de la Facultad, sentíamos de contar con la Biblioteca más importante de América Latina en nuestras áreas del saber.

    También viví muy de cerca el entusiasmo y el empuje tan fuerte de un director muy joven que nos demostraba que, a pesar de la crisis financiera que vivía nuestro país en ese entonces, los universitarios podíamos hacer más con menos.

    En este espacio lleno de cultura, enmarcado por la “Flama de la esperanza”, de Nierman, deseo reconocer, también, a los coordinadores del Sistema Bibliotecario de la Facultad que, en el transcurso de estos 25 años, han estado al frente de ella.

    Asimismo, al personal administrativo de la Biblioteca, que es parte importante y numerosa del personal de base -aquí presente- el cual, siempre de forma responsable, solidaria, y muchas veces callada, ha hecho posible su funcionamiento durante estos primeros cinco lustros.

    Han sido muchos los reconocimientos que el doctor Alfredo Adam ha recibido, pero, sin duda, uno de los más merecidos fue el que se le realizó, por acuerdo del Consejo Técnico, en febrero de 1996 -cuando fungía como director de la Facultad don José Antonio Echenique García- al otorgársele a esta Biblioteca el nombre de Alfredo Adam Adam; a quien, además, el día de hoy, le entregaremos la Medalla Conmemorativa por 40 años de labor docente en la Universidad, pues fue en 1970 cuando inició su actividad académica en nuestra Facultad, impartiendo su primer clase: Contabilidad.  

    Gracias, don Alfredo, por haber encarado el reto tan enorme de construir esta Biblioteca; por este legado tan grande que nos ha dejado; por ser un ejemplo a seguir de las nuevas generaciones de nuestra Facultad; por habernos enseñado y demostrado que los universitarios somos capaces de hacer grandes obras aun en momentos difíciles de la economía del país, como aquellos que vivió en su período como director; y por brindarnos la oportunidad de celebrar hoy, con usted, este logro tan trascendente en la historia de nuestra comunidad.

     

    ¡Muchas felicidades!


Hecho en México, DR © 2015. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. CRÉDITOS. Sitio web administrado por el Centro de Informática de la Facultad de Contaduría y Administración (CIFCA).