Homenaje al C.P.C. Juan C. Salles Manuel

2 de febrero de 2012

  1. foto

    El día de hoy es y será memorable para nuestra Facultad, porque le rinde homenaje a uno de sus mejores hombres: Juan Salles Manuel.

    Distinguidos familiares y amigos de Juan Salles que nos acompañan en este recinto universitario de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad, que muchas veces ha sido testigo de las clases que Juan ha dado en ella.

    Estamos aquí para festejar, contigo, una brillante carrera profesional y académica que ha beneficiado a muchas vidas de jóvenes ávidos de aprender, de quienes, en muchas ocasiones, se convierten en su ejemplo.


    Dicen que “el ejemplo arrastra” y tú, Juan, has sido, eres y serás un gran ejemplo para la Facultad, que hoy te dice: “estamos contentos de poder homenajear y reconocer a alguien que ha sabido ser brillante”.

    Quisiera destacar algunos de los muchos pasajes que me ha tocado observar de nuestro homenajeado:

    Recuerdo un día, de hace aproximadamente 10 años, en el que estábamos en un evento de la Academia Mexicana de Auditoría Integral y al Desempeño -de la cual, por cierto, tenemos como invitado a su presidente: gracias, Gerardo González- que tenía como sede a uno de los auditorios del Colegio de Contadores Públicos de México, en un evento organizado por Alfredo Adam, nuestro Profesor Emérito de la UNAM, y en el que se hablaba del caso de la Corporación ENRON y de Arthur Andersen, justo después del colapso internacional de esta firma.

    Con toda su caballerosidad y elegancia, cuando Juan Salles tomó el micrófono y dijo que había sido socio de esta firma y que todos los que formaban parte de ella habían sido, eran y seguirían siendo sus amigos, con mucho orgullo, en un momento en el que, quienes trabajaban en ella eran mal vistos hasta por sus propios amigos, pero en el que, Juan Salles, les daba a todos ellos un ejemplo de humildad, sencillez y amistad, al reconocer que aquellos que estaban pasando, quizás por los momentos más difíciles de su vida profesional, eran reconocidos, con orgullo, como sus amigos.

    Esto sólo lo puede hacer una persona noble que reconoce a sus amigos en las buenas y en las malas. Seguramente los orígenes de Juan —que nada tienen que ver con lo que él ha dicho en el video de su semblanza, en relación a que procede de clase media— son de sangre noble.

    También recuerdo el día en que me acerqué a él para proponerle un proyecto académico: Estaba frente a una persona talentosa que me mostraba cómo sabía hacer, con sencillez, las cosas que eran muy difíciles y, aun así, entregar muy buenas cuentas.

    En otras ocasiones, en las cuales nos hablaba de su familia, con mucho gusto observé a un Juan Salles orgullosísimo de su esposa, con quien comparte un proyecto de vida, de altruismo, de filantropía y de entrega, que los hace ser -a ambos- un magnífico ejemplo. Para quien ha estado siempre al lado de Juan, impulsando su trabajo y sus logros, les pido un aplauso, para su gentil esposa, Yolanda.

    La profesión contable de nuestro país se debe sentir bien de que homenajeamos a alguien que ha sabido impulsar a nuestra profesión. Te puedo decir, Juan, que la profesión contable en México es fuerte y tú has sido, con tu trayectoria profesional, un impulsor de esta fortaleza al presidir a los más importantes organismos colegiados del país; al trabajar en sus comisiones, sin segundas intenciones más que las de impulsar a la profesión; al formar a decenas de generaciones de contadores y de abrirles las puertas de tu despacho a muchos de ellos.

    Les comparto que la Facultad ha recibido, con beneplácito, la Asignatura Empresarial del Despacho Salles-Sainz. Es decir, Juan tomó la decisión de dejar de impartir clases, pero la asignatura que lleva su nombre y el de su principal socio seguirá impartiéndose en la Facultad.

    Con respeto, les comparto que Juan Salles seguirá siendo miembro del Consejo Consultivo de la Facultad, junto con quienes considero que son los gurús de nuestras profesiones de contadores, administradores e informáticos. Juan, es un placer que formes parte del Consejo Consultivo de la FCA y de que sigas formando parte de él.

    Gracias, Juan Salles Manuel, por el ejemplo que arrastra a los que te admiramos; gracias por los años entregados a nuestra Facultad, que el día de hoy te entrega una medalla por 40 años de servicio.

    ¡Felicidades a tu esposa, hijos, nietos y amigos! ¡Enhorabuena!

    Dr. Juan Alberto Adam Siade


Hecho en México, DR © 2015. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. CRÉDITOS. Sitio web administrado por el Centro de Informática de la Facultad de Contaduría y Administración (CIFCA).