Discurso Doctor Honoris Causa

LIMA, abril de 2013

  1. DR. Juan Alberto Adam Siade


    - Distinguido señor Rector, Doctor Pedro Atilio Cotillo Zegarra.

    - Señor Vicerrector de Investigación, Doctor Bernardino Ramírez Bautista.

    - Distinguido Decano de la Facultad de Ciencias Contables, Doctor Adrián Flores Konja.

    - Señor Consejero Honorario de la Asociación Latinoamericana de Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración, Especialista en Finanzas, Leonel Sebastián Chavarría.

    - Don Julio Panez Meza

    - Distinguidos decanos, profesores y alumnos de la Universidad Nacional mayor de San Marcos.

    - Invitados especiales.

    Es para mí un honor rendir tributo y reconocimiento a este centenario recinto universitario, lleno de historia y de tradición, que se remonta al 12 de mayo de 1551, cuando por decreto del emperador Carlos V, y de las manos de Fray Tomás de San Martín, se inaugurara esta universidad por Cédula Real, y que, 20 años después, también adquiriera el grado de pontificia, otorgado por el papa Pío V para ser llamada: “Real y Pontificia Universidad de la Ciudad de los Reyes de Lima” y que a mediados del siglo XX recibiera su nombre actual.

    Recibir un Doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional mayor de San Marcos representa un enorme orgullo, porque es una Universidad respetada y reconocida por su tradición, prestigio, calidad y selectividad de ingreso; también, porque lo recibo de una comunidad académica de un pueblo hermano de América Latina, la República del Perú; y porque lo otorga una Macro Universidad Pública que comparte ideales y compromisos con mi Universidad, que también fuera fundada por Cédula Real en 1551, y que también adquiriera posteriormente el grado de pontificia para ser llamada: “Real y Pontificia Universidad de México”, y que ahora lleva el nombre de Universidad Nacional Autónoma de México.

    Mencionarla en este momento es recordar a un gran escritor, político y humanista, José Vasconcelos, quien diseñó el escudo de la UNAM, con el cóndor peruano y el águila mexicana, y le añadió la frase: “Por mi raza hablará el espíritu”, que enmarca el continente americano, desde el norte de México hasta el extremo sur del continente de nuestra América.

    Dicen que sólo cuando uno recibe un galardón es válido hablar de uno mismo en un discurso, lo haré simplemente para compartir con ustedes lo que para mí significa recibirlo en esta magnífica tierra.

    Como académico de carrera que hace casi cinco lustros decidió dedicar su vida a la formación integral de seres humanos en la Universidad Pública más importante de su país, la UNAM, la primera participación internacional que tuve fue en esta región del mundo, en la Ciudad de Huancayo, en donde impartí dos conferencias distintas en el mismo viaje: una sobre un tema técnico relacionado con la creación de valor en las organizaciones, en el Congreso Nacional de Contadores Públicos del Perú, y la otra, acerca de la importancia de la investigación en nuestras disciplinas, en el Congreso Nacional de Docentes del Perú en el año 2004, cuando además, pude observar la grandeza de la tradición Inca en la Ciudad de Cusco, que es una de las ciudades más hermosas del mundo, y en Machu Picchu, en donde observé que México y Perú están unidos desde hace siglos mediante sus recintos prehispánicos y sus sitios coloniales.

    Somos hermanos, porque somos Incas y somos Aztecas, y porque nos une un pasado colonial que compartimos.

    Seis años después, en enero de 2010, como presidente de la Asociación Latinoamericana de Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración, la ALAFEC, mi primera visita oficial fue a esta Universidad Nacional mayor de San Marcos, para brindar todo el apoyo en la organización de la, también, primera Asamblea Latinoamericana que me tocó presidir en esta ciudad de Lima, en noviembre de ese mismo año.

    Con mucho orgullo porto la medalla que en ese momento se me otorgó como Profesor Visitante de esta Universidad y porque, en lo personal, desde la década de los años 70, conocí gente bella y buena como característica distintiva de este país maravilloso, gracias a los amigos de mis padres, desde entonces, en mi casa, amigos peruanos, amigos latinoamericanos que están aquí presentes y a quienes recuerdo con respeto y admiración.

    Además de orgullo, recibir un Doctorado Honoris Causa también implica un compromiso. Les pido, señor Rector, señora Vicerrectora, señor Decano y señor Consejero Honorario, que sean testigos del compromiso que deseo adquirir como Decano de la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM y como presidente de la ALAFEC: Seguir impulsando los proyectos que tanto necesita nuestra región en estos momentos para promover los emprendimientos sociales, como parte esencial de nuestro compromiso social como universitarios; además de fomentar la vinculación entre la Universidad con las empresas y los organismos; y, también, para seguir dando un impulso sin precedente a los proyectos de investigación conjunta entre nuestros países latinoamericanos, además de promover la red de programas doctorales de la propia ALAFEC, como hasta ahora.

    Este es el compromiso que yo deseo adquirir al recibir este honor, porque quién más que los que hemos tenido la oportunidad de ser universitarios, para fomentar los emprendimientos sociales, para vincularnos más estrechamente con las empresas privadas y los organismos públicos, en donde brindan servicio nuestras profesiones, y para fomentar la generación de conocimientos aplicados a nuestras realidades nacionales. Y porque, en conjunto, estas acciones dan equilibrio a nuestra razón de ser en un mundo globalizado.
    Gracias señor Rector, gracias señora Vicerrectora y señor Decano por este privilegio. Gracias a esta ciudad Virreinal de Lima, por su recibimiento y su hospitalidad, y gracias a la República del Perú por brindarnos, como siempre, su naturaleza prodigiosa, su diversidad cultural y su rica historia y tradición.

    Gracias por este galardón que nos honra y compromete para seguir haciendo mucho por nuestros pueblos hermanados en esta región del mundo, unida por la misma lengua y los mismos ideales, América Latina.

    ¡Muchas gracias!


Hecho en México, DR © 2015. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. CRÉDITOS. Sitio web administrado por el Centro de Informática de la Facultad de Contaduría y Administración (CIFCA).